RegistrarseEntrar
Compartilo en Facebook Compartilo en Twitter Compartilo en Email Compartilo en Favoritos Compartilo en Más
Detalle de articulos    noviembre 19, 2017
Atardecer en el mar                 Imprimir      Agregar a Favoritos

Creador: manos a la obra       Autor: Ana Gjurinovich   Tecnica: Técnicas varias, incluyendo ponceado, pincel seco, veladuras, fundidos, etc.   Vistas: 10491    1    0   (Debe identificarse para calificar).

 

Pintura

 
Pintura
Pintura
Pintura

 

 
 

Materiales

 
 

Papel absorbente
Dos cubos
Paño esponja tipo ballerina.
Cartón entelado de 30 x 50cm
Acrílicos Decorativos: blanco de titanio, negro, rojo óxido, azul ultramar, amarillo dorado, amarillo medio, amarillo limón, anaranjado, siena natural, ocre, terracota
Pinceles: (línea sintética): liner, chato ancho para fondos , angulares, redondo 4 con buena punta, viejos o muy usados para realizar pincel seco (sintéticos preferentemente), pinceletas de 1´o 1/2´.
Barniz al agua  

 

Paso a paso

 

Base: Adquirir material de buena calidad: cartón entelado de grano fino, al que no hace falta lijar sin embargo si la textura es gruesa dar dos manos de gesso diluido en agua hasta una consistencia cremosa, dejar secar y lijar suavemente. 
Marcar la línea de horizonte y trazar con lápiz y regla, y la banda mas oscura que se observa un poco mas abajo.  Comenzar a dar bases:
Técnica básica de degradé en acrílico de un color a blanco: (amarillo en este caso) –aplicable a cualquier trabajo-

Tener preparado en una bandeja el acrílico amarillo medio en consistencia cremosa liviana cantidad suficiente (aprox. 1 cucharada no muy llena y separadamente otra porción de blanco preparado de igual forma.
Tomar una porción de blanco con la pinceleta ancha, y extenderla con movimientos horizontales todo a lo largo del bastidor en una franja del ancho de la pinceleta, continuar así, tomando blanco y bajando cada vez hasta completar rápidamente por ejemplo el sector de arriba del soporte. Volver al comienzo. Repincelar blanco y mantener todo húmedo. No debe comenzar a secarse. Si se opaca el brillo y el pincel se traba reponer blanco, de modo que esté todo el blanco húmedo. Utilizar buena cantidad de pintura, sin que sobre y alisarlo bien. Sin perder tiempo y sin limpiar la pinceleta, tomar el amarillo medio y extenderlo en la franja inferior del trabajo. por fuerza, al ir subiendo con movimientos horizontales, el color se irá esfumando suavemente en el blanco de base húmedo, formando amarillos claros que decidiremos si nos gustan o preferimos reforzar el tono agregando más carga de dorado puro en la parte inferior y recomenzar subiendo gradualmente mientras se pincela. Con el ir y venir del pincel de lado a lado se va atenuando el color, al encontrarse con blanco, hasta que casi desaparece en la parte inferior del mismo.
A medida que se funde el acrílico se va secando, así que ejercemos menos presión cada vez, para lograr esfumar las marcas del pincel que pudieran quedar, inclinando el mismo casi hasta trabajar recostado sobre el soporte.
El pasaje del amarillo más oscuro al blanco debe ser suave y perfecto, sin marcas de pincel. Si esto no ocurriese la primer mano, secar muy bien preferentemente con secador de calor, y realizar una segunda, esta vez el medio para hacer correr el color será el agua, pincelando humedad (agua limpia) sobre zonas ya pintadas, sin exagerar y sin que chorree, y realzando los colores que se deseen, o recomponiendo todo el degradé pero ya con menos cantidad de pintura.
Es importante no trabajar con ventiladores o en lugares con altas temperaturas, ya que se secaría muy rápido el trabajo, dificultando la tarea al evaporarse en menos tiempo.

Procediendo según indicaciones de la técnica básica en cuanto al modo de fundir los colores en degradé, realizarla con estas modificaciones:
Al observar el diseño original, vemos la mayor luz en la parte superior derecha del cielo- Entonces al fundir los tonos, cargar blanco en ese lugar e ir perdiéndolo agregando amarillo medio hacia la izquierda del mismo. Enseguida tomar amarillo dorado y trazar el lado mas alejado de la luz. Fusionar los tres.
Dejar secar y observar el tono: Siguiendo el procedimiento básico, para esta segunda vez humedecer apenas el trabajo y realizar las variantes: son agregar ocre y pizca de sombra tostada al amarillo dorado y en un segundo momento fundir estos tonos  en el lado mas alejado de la luz. Hacia la línea de horizonte también se oscurece, probar mezclas con amarillo dorado, ocre y terracota, mas pizca de sombra tostada. (Llegar solo hasta la línea de horizonte previamente marcada)
Secar y pincelar el mar: fusión de amarillo medio a la izquierda con amarillo limón y blanco en la zona de mayor luz, y amarillo dorado  mezclas con pizca de ocre, amarillo dorado y sombra tostada a la izquierda. Liso, plano, y dejar secar.
Línea de horizonte: ayudarse con cinta pintor del lado del cielo si hace falta, y marcar la franja oscura con negro mas oxido, o sombra tostada, mas negra contra el cielo y mas marrón contra el mar. Dejar secar.
Luego de explicada esta técnica básica, que nos permite obtener un fondo listo para aplicar nubes,  reposicionar el diseño, transferir con carbónico negro los contornos de las nubes y luego realizarlas con colores según mezclas indicadas en la carta de colores 1.
Técnica básica de nubes cargadas: Usar un pincel preferiblemente angular  y con la mezcla correspondiente ir realizando el cuerpo de la nube con movimientos algo circulares, dejando espacios donde se ve el cielo, según diseño. Ir variando estas mezclas a más claras a medida que se acercan al borde iluminado. Observar si la base es lisa y oscura y las crestas iluminadas y desiguales, allí realizar leves curvas con el pincel para crear la asimetría.
Es importante considerar esfumar algunas bases de nubes, posicionando el pincel horizontalmente con poca carga de color y extendiéndola con movimiento de vaivén debajo de las mismas, hasta quedar sin carga en el pincel, logrando una zona delgada y alargada.
Algunas nubes pueden tener su “panza” oscura, y sin esfumar, por el contrario aparecen como bloques  con su base oscura. Resaltar la luz en la parte alta de las mismas.
Las tonalidades dentro de la nube pueden cambiar
Realizar algunas nubes grandes algunas otras mas pequeñas y oscuras, y viceversa, como indicación que navegan por el cielo en diferentes planos mas cercanos y mas lejanos del observador. En las nubes en que el diseño lo pida, realzar las crestas con blanco puro, y blanco con algo de amarillo medio o dorado.
Cuidadosamente esfumar parte de estas crestas, para que no parezcan solo líneas de bordes. Cuidar la ubicación de la fuente de luz: una zona blanca pura  dentro de la mancha mas amarilla.
Ir creando de este modo todas las nubes oscuras, amarillas  o  amarronadas  que se ven en el original, con movimientos semicirculares y estirando la pincelada húmeda. Fundir bordes con el amarillo de fondo fresco, recolocándolo en la unión de ambos.
Crear nubes amarillo claro sobre el amarillo dorado de la base: con amarillo limón y blanco ponceando a lo largo. Trazar bordes con liner o pincel redondo, con amarillo medio mas blanco, eligiendo hacerlo en las crestas de las nubes que miran hacia la zona del sol poniente (asoma detrás de una nube, hacer un circulo con blanco, teñir el borde con amarillo claro, flotar sombra amarillo dorado alrededor, estirar rayos sobre la nube oscura)
Lograr zonas de transición de colores entre espacios oscuros hasta el amarillo medio.
En general, realzar con naranja mas siena natural los sitios cerca del horizonte que requieran luz, como debajo de las nubes bajas.
Mar: con angular  realizar pinceladas alargadas, de diferentes tonos, siena natural mas naranja, ocre mas pizca de terracota, y otras sombra tostada mas naranja,  etc. y crear el efecto vaivén del mar. En el lugar iluminado por el sol, trazar con blanco en vaivén horizontal el sendero de la luz. Es trazar línea mas oscura que el fondo, esfumar con pincel limpio húmedo peinando en el mismo sentido de las pinceladas, y agregar luz arriba con amarillos medios y con algo de blanco según la zona.
Botes: pintarlos con oxido y negro, dar mas negro en el lado de abajo, cerca del mar, y mas claro algunos detalles de los bordes de los botes y velero.
Realizar sus reflejos con el mismo color del bote aligerado con agua sobre el mar.
Rayos de sol que atraviesan las nubes: sobre seco, trazar con amarillo aligerado con agua (de los tres amarillos, según zona) una banda con la dirección que se observa. Y peinar con pincel seco suave en el momento, para suavizar la pincelada.
Veladuras de sombra: tanto sobre el mar (sector mas oscuro) como en las nubes mas bajas cerca del mar de la parte izquierda, extender veladuras con agua limpia, toque de negro y rojo oxido de modo transparente. Dejar secar y observar el color, si hace falta insistir una vez mas  esfumando hacia la luz.

Una vez bien seco el trabajo, barnizar con por lo menos dos manos de barniz al agua para proteger y realzar.
 

 

Ana Gjurinovich
agjurinovich@argentina.com

 

Etiquetas:
Atardecer Ana Gjurinovich Técnica de pincel seco fundidos acrílico cartón
degradé ponceado veladuras pintura

Compartir esta técnica
Compartilo en Facebook Compartilo en Twitter Compartilo en Email Compartilo en Favoritos Compartilo en Más

Articulos Relacionados
"Flores sobre rojo carmín"  (24/02/2014) "Chicas Góticas" (18/02/2014) "Pequeño Cottage" (paisaje inglés) (16/01/2014)
"Deshojando margaritas" (18/02/2014) "Sueño de una noche de verano” (27/01/2014)